En un edificio de nueva construcción es obligatorio tener ascensor (debe ser accesible), y es que es algo que viene contemplado en las normativas de edificación. Sin embargo, instalarlo en un edificio antiguo es otra historia: y es que vendrá limitado a si existe el espacio suficiente como para ponerlo.

A la Comunidad de Vecinos le interesa poner ascensor en un edificio antiguo, ya que facilitará el acceso a personas mayores o a discapacitados.

En las siguientes líneas vamos a analizar este tema a fondo.

¿Qué hace falta para poner un ascensor en un edificio? Requisitos

Los requisitos para poner un ascensor en un edificio vienen regulados en la Ley de Propiedad Horizontal (reformada en 2013) y son los siguientes:

  • El solicitante del ascensor debe ser propietario, bien con discapacidad, o con una edad superior a los 70 años.
  • También se podrá solicitar en el caso de que en la vivienda del propietario vivan, trabajen o presenten servicios voluntarios personas que tengan alguna discapacidad o una edad mayor a 70 años.
  • Los gastos de la obra de la instalación del ascensor a abonar (lo que se conoce como la derrama) no podrá ser superior a 12 mensualidades de cuota ordinaria de gastos comunes.

¿Se puede poner un ascensor en un edificio?

No siempre, pero si en la gran mayoría de los casos. Sin embargo, el problema es el espacio, y el número de obras que habrá que llevar a cabo para conseguir la adaptación.

Principalmente, habrá que estudiar en dónde habilitar un hueco para el ascensor. Un recurso por el que se suele optar cuando estamos hablando de edificios algo más antiguos es utilizar los patios interiores (esto si, se debe garantizar que se cumplirá con un mínimo de ventilación y ventilación, según lo que se haya previsto legalmente).

También hay otras opciones, como:

  • Instalar el ascensor de manera anexada a la fachada del inmueble.
  • Hacer una reconstrucción de la escalera, de tal forma que quede espacio para poner el ascensor.
  • Instalarlo por el interior de las viviendas.

Informe de evaluación del edificio (IEE) y su relación con el edificio

El Informe de evaluación del Edificio es un documento que acreditará el estado en el que se encuentra el inmueble. Entre otros aspectos, se revisa básicamente el estado de conservación del inmueble, la eficiencia energética, así como la accesibilidad del edificio.

Es obligatorio para todos los inmuebles que tengan una antigüedad superior a los 50 años, para aquellos en los que se quiera solicitar alguna ayuda pública y en aquellos que en los que lo haya determinado la normativa autonómica o municipal.

Dentro del aspecto de la accesibilidad se tienen en cuenta las escaleras, las medidas de zonas comunes y también los ascensores.

Una vez que se haya concluido que se necesita un ascensor, habrá que ponerse en contacto con un técnico especialista para que se encargue de estudiar las opciones existentes, plantear la mejor solución, crear el proyecto, dar orientación a la comunidad de vecinos y, finalmente, encargarse de la instalación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest