Reformar un piso viejo o una casa antigua es un trabajo laborioso que requerirá de tiempo y dinero. Con una buena planificación podemos ahorrar en ambos aspectos.

¡Pongámonos manos a la obra, y es que hay mucho trabajo por delante! Habrá que tener en cuenta el estado de conservación, el estado de otras viviendas del bloque, los servicios comunes…

Vamos a ir poco a poco y, para ello, hemos preparado algunos consejos con todas las características clave.

Tips a considerar para reformar un piso antiguo

  • Estructura: Lo primero que habrá que hacer es valorar cómo se encuentra la estructura del piso, y eso no lo tenemos que hacer nosotros, si no un profesional. Así podremos saber si hay que reforzar un muro, forjados, que elementos son imprescindibles y de cuáles se pueden prescindir.
  • Aislamiento: Este punto es clave, y es que es el que más puede encarecer la reforma. Aquí dentro hablamos del aislamiento térmico (evitará tener pérdidas de temperatura) y acústico (evita problemas de insonorización). Un buen aislamiento te costará más, pero lo amortizarás más rápidamente -> Por ejemplo, no tendrás que poner tanto tiempo la calefacción en invierno ni el aire acondicionado en verano.
  • Alturas y techos: Podemos aprovechar la reforma para variar las alturas en el interior de la vivienda. Los techos altos son una muy buena idea, y es que ayudan a que tengamos más luz y a que todo se vea más grande (realmente lo será).Pero también los podemos bajar -> Esto puede resultar muy práctico para ocultar instalaciones eléctricas o de aparatos de aire acondicionado. Podemos adaptar diferentes mecanismos sin que los cables afeen el techo.
  • Reestructuración de instalaciones: Uno de los grandes problemas de los edificios antiguos es que la gran mayoría cuentan con un sistema de tuberías antiguo, y lo mismo ocurre con el sistema eléctrico. Por ello, en esta reforma tendrás que cambiarlo.Invierte un poco más y crea sistemas que sean eficientes. La idea de esto es empezar a amortizar la inversión desde el primer día, y esto lo notaremos en la factura del agua y de la luz.
  • Cuidado con las humedades: Suele ser el principal motivo por el que nos metemos en la reforma de un piso antiguo. Un error muy habitual consiste en pensar que con pintura especial podremos eliminarlas… y no es así. Tan solo las camuflaremos, pero volverán a emerger.Por eso, tenemos que buscar una solución que sea para siempre, para evitar que toda la inversión que vamos a hacer no sirva para nada.
  • Cambio de puertas y ventana: Son elementos relacionados con la seguridad de nuestro hogar. Cada cierto tiempo conviene hacer el cambio en los mismos. Como en otras tantas cosas, conviene no escatimar en cuanto a la seguridad se refiere. Invertir un poco más en esto te ayudará a conseguir una mejor calidad de vida y a dormir tranquilos por las noches.

Estos consejos te ayudarán a reformar un piso o casa antigua y a que no te olvides de nada.

Si buscas quien te reforme tu piso en Linares o Jaén puedes contactarnos para pedir presupuesto sin compromiso a cualquiera de nuestros teléfonos  953 811 387656 854 080

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest